Ayuda para pagar tus deudas


El error más común en la gestión de la economía familiar consiste en la falta de previsión y de ahorro. Esto conlleva, en tiempos de vacas flacas e inestabilidad, un exceso de endeudamiento, de cuya espiral es difícil salir. Sin embargo, es un problema que es fácil de evitar si llevamos a cabo buenas prácticas financieras. Te explicamos a continuación algunos consejos que te ayudarán a no endeudarte más de la cuenta y a pagar tus deudas.

Recuperar el control de nuestra situación financiera

El mejor consejo financiero que podemos dar es, en realidad, muy sencillo: no endeudarse. Gestionar nuestro propio dinero es suficientemente difícil como para incurrir en deudas con terceros. Las deudas siempre traen intereses, que además crecen a medida que pasa el tiempo. Esto significa que mientras más se alargue la deuda, más costosa será para nuestros bolsillos. Lo ideal es sencillamente evitar las deudas por completo. En caso de tenerlas, cabe destacar que es muy importante solventarlas lo más rápido posible e impedir que los intereses de deuda
crezcan desorbitadamente.

Sin embargo, pagar nuestras deudas rápidamente puede parecer una tarea casi imposible. ¿Qué medidas podemos tomar para conseguirlo? Lee atentamente nuestros consejos que te ayudarán a gestionar y pagar tus deudas.

Reduce tus gastos temporalmente

Vale la pena reducir algunos gastos temporalmente y redistribuir nuestro dinero. No te preocupes, que el sacrificio no tiene por qué ser excesivamente grande. Por ejemplo, repasa tus suscripciones mensuales y determina de cuáles podrías prescindir. Por ejemplo, las suscripciones a televisiones de pago o las plataformas digitales de streaming. ¡No te preocupes, que la austeridad no tiene por qué durar años!
Asimismo, aunque es más difícil, también puedes intentar reducir el monto de tus facturas de electricidad, agua, gas, telefonía e internet. Todas estas medidas te ayudarán a tener más dinero disponible a final de mes para saldar tus deudas más rápidamente.

El método de la bola de nieve

La idea consiste en realizar todos los pagos mínimos de nuestras deudas para mantener nuestro perfil crediticio en positivo. Al mismo tiempo, la solución reside en ir solventando las deudas pequeñas lo antes posible, e ir una por una. Una vez se haya finiquitado una deuda, pasaremos a la siguiente, y así sucesivamente. Además, de esta forma tendremos la sensación de estar en el buen camino y de progresar adecuadamente.

El método de avalancha

Por otra parte, el método avalancha sigue una línea un poco distinta. Consiste en priorizar aquellas deudas con las tasas de interés más altas, independientemente del saldo de cada una. El objetivo es pagar la menor cantidad de intereses posible. De esta forma, el coste de haber acudido a un crédito o financiación será menor para nuestros bolsillos, y le sacaremos el máximo provecho a nuestro dinero. Se trata de un método muy práctico y racional.

Vende cosas que ya no utilices

Así de simple. Todos tenemos nuestras casas repletas de artículos y objetos que hace tiempo que no utilizamos. En la actualidad existen muchas formas de vender artículos de segunda mano fácilmente. Desde foros en línea a aplicaciones móviles que nos permiten conectar rápidamente con compradores en nuestro propio barrio. Así tendremos más dinero disponible para saldar nuestras deudas lo antes posible.

Este es un sitio seguro
Calle Doctor Esquerdo 105, Madrid, España

ADELANTOS.COM.ES ofrece préstamos personales flexibles a devolver en 120 días con una TAE del 3533% (correspondiente a un interés nominal del 419%). Por ejemplo, para un préstamo de 300€ a pagar en 120 días deberás devolver un total de 600€ en cuatro pagos de 150€, correspondiente a un TAE del 3533%.