Cómo acceder a un préstamo online


Obtener un crédito es un proceso relativamente rápido y fácil. En la mayoría de casos, y dependiendo de la cuantía solicitada, se tarda apenas unos pocos días en conseguirlo. Sin embargo, a veces el proceso puede ser un poco más complicado. Por ejemplo, si nuestros datos figuran en una lista de morosos, los bancos y entidades crediticias pondrán obstáculos a nuestra solicitud de préstamo, aunque ya hayamos solventado esa deuda.

Asimismo, todos podemos encontrarnos en momentos de urgencia en los que simplemente necesitamos liquidez de forma inmediata. ¿Qué podemos hacer en una situación como esta? Por suerte, en la actualidad existen créditos rápidos que pueden solicitarse en línea para dar respuesta a este tipo de coyunturas. Se trata de préstamos personales que, generalmente, tienen un plazo de pago más corto que los préstamos convencionales, y también suelen ser de cuantías más pequeñas. A pesar de esto, es un tipo de crédito extremadamente útil y práctico que nos puede sacar de más de un apuro. Además, algunas entidades crediticias nos permitirán
solicitar un crédito por Internet aunque figuremos en un fichero de morosos.

A continuación, te contamos cómo acceder a un préstamo en línea y qué condiciones son las más habituales para este tipo de productos financieros.

Obtener un préstamo en línea

Naturalmente, el primer paso consiste en consultar las páginas web de los diferentes bancos, así como de las entidades de crédito especializadas en esta forma de financiación. Existen en la red muchas ofertas y tipos de crédito en línea, por lo cual es indispensable examinar minuciosamente el plan que más nos convenga, y comparar condiciones y requisitos. Las cuantías de los préstamos en línea tienen un abanico bastante amplio. La mayor parte de estos créditos pequeños funcionan desde los 50 € hasta los 2.000 €. Sin embargo, también se encuentran créditos en línea que permiten acceder a cantidades más elevadas, como 5.000 €, 10.000 € o incluso 20.000 €.

La cuantía del préstamo online será la que determine el periodo de amortización, o el plazo de devolución del mismo. Por ejemplo, los préstamos en línea más pequeños suelen tener un plazo de devolución de hasta 30 días. Por otra parte, los créditos que superan los miles de euros suelen permitir varios años de plazo para devolver el dinero.

Al igual que para cualquier otra solicitud de dinero, el techo de un préstamo online estará determinado en gran parte por nuestra situación económica. De esta forma, es de esperar que un préstamo online de una cantidad de dinero elevada requiera unas condiciones de acceso más restringidas que los préstamos más pequeños. No obstante, la mayor parte de créditos en línea tan solo nos pedirán que presentemos una nómina o una justificación de ingresos.

Pero hay más. Algunas entidades crediticias ofrecen mini créditos por los cuales no es necesario presentar una nómina o aval. Tal y como hemos mencionado anteriormente, algunas de estas entidades incluso nos permitirán acceder a un crédito de poca cuantía, aunque estemos en situación de morosidad. Pero cuidado, ya que estos préstamos, aunque sean pequeños, tendrán un interés diario más elevado que el de créditos de mayor importe. Asimismo, el periodo para devolver el dinero no suele superar los 30 días.

El resto es bastante sencillo. Para acceder a un préstamo online, tan solo tendremos que presentar una documentación básica: nuestro DNI o NIF, número de teléfono, nuestro número de cuenta corriente, y en algunos casos, un justificante de ingresos o nómina… ¡Y listo! Tendremos liquidez rápidamente al alcance de la mano.

Este es un sitio seguro
Calle Doctor Esquerdo 105, Madrid, España

ADELANTOS.COM.ES ofrece préstamos personales flexibles a devolver en 120 días con una TAE del 3533% (correspondiente a un interés nominal del 419%). Por ejemplo, para un préstamo de 300€ a pagar en 120 días deberás devolver un total de 600€ en cuatro pagos de 150€, correspondiente a un TAE del 3533%.