¿Cómo calcular un préstamo?


¿Estás preguntándote cómo calcular un préstamo? Bien, pues lo cierto es que en los últimos años los préstamos personales se han convertido en el producto financiero por antonomasia del mercado. De hecho, nunca había sido tan fácil acceder a un préstamo personal. Hasta hace pocos años, para acceder a un préstamo hacía falta primero postular a él. Esto conllevaba un largo y engorroso proceso de mucho papeleo, por no decir la gran frecuencia en la que la banca privada rechazaba las solicitudes de préstamo. Afortunadamente, el mercado financiero actual nos ofrece una gran diversidad de préstamos personales a los que podemos acceder en situaciones de falta de liquidez. Y es que además, gracias a Internet, estos productos financieros son más alcanzables que nunca y podemos obtener el dinero que necesitamos en un mismo día, sin presentarnos o hacer cola en una oficina de banco.

Cabe resaltar, sin embargo, algunos motivos por los cuales es tan amplia la oferta de préstamos personales. Se trata de una modalidad de financiación que suele tener un interés diario más elevado que el de préstamos bancarios de mayor importe. Es decir que, aunque es más fácil acceder a él, el coste de un préstamo personal en línea es, a la larga, mayor que el de un préstamo bancario. Asimismo, el periodo para devolver el dinero no suele superar los 30 días, dependiendo del importe de la financiación. Mientras más alto el préstamo, es de esperar que más largo será el plazo para devolver el dinero.

Calcular la solicitud de un préstamo

Pero, ¿cómo podemos calcular un préstamo personal? Hay varios factores a tener en cuenta. Las cuantías de estos productos financieros tienen un abanico bastante amplio. La mayor parte opera desde los 50 € hasta los 2.000 €. Sin embargo, también se encuentran préstamos personales que permiten cantidades más elevadas, de 5.000 €, 10.000 € o incluso 20.000 €. Sin embargo, además del importe final, las entidades prestamistas y los bancos nos darán muchas informaciones a la hora de contratar alguna modalidad de financiación. Entre ellos, el tipo de interés nominal, el plazo de amortización, la tasa anual equivalente o las comisiones e intereses. Se trata de términos que pueden resultar muy confusos si no tenemos experiencia previa en el tema.

A continuación, te explicamos lo que debes saber para calcular los intereses de un préstamo personal, para que puedas tomar la decisión que más te convenga la próxima vez que busques financiación.

Cómo calcular el interés de un préstamo

En calidad de prestatarios, es crucial que tengamos muy claras nuestras obligaciones al contratar un préstamo personal. Cualquier desliz en este sentido puede puede causarnos una serie de problemas financieros y legales. En esta línea, hoy te desglosamos cómo calcular el interés de un préstamo, así como su coste a largo plazo, para que tengas claras las obligaciones que conlleva este tipo de financiación.

Algunas de las informaciones que debes tener el cuenta al calcular un préstamo personal son el Tipo de Interés Nominal (TIN), la Tasa Anual Equivalente (TAE) y el plazo de amortización o las comisiones por apertura del mismo. A primera vista puede parecer algo muy confuso, pero es más simple de lo que solemos pensar.

Cuando te encuentres comparando ofertas de este tipo de productos financieros, lo primero en lo que debes fijarte es el Tipo de Interés Nominal (TIN). Se trata de un indicador que mide el porcentaje que tendrás que pagar al prestamista por la concesión del préstamo. En otras palabras, es esta cifra la que refleja el gasto real para tu cartera, o el precio a pagar por acceder a esa liquidez.

El TIN es un dato muy conveniente para determinar el precio de un préstamo personal, pero tiene algunas limitaciones. Por ejemplo, no tiene en cuenta otros parámetros y obligaciones significativas que vienen incluidas en el préstamo. Estas serían las comisiones o intereses, el plazo de amortización del préstamo, y la cuantía solicitada. Por lo tanto, el TIN no es un indicador suficiente para calcular el coste real de un préstamo, por lo cual tendremos que fijarnos, además, en la Tasa Anual Equivalente (TAE). Este indicador comprende el cálculo de los intereses a la larga, así como su plazo de amortización en función de la cantidad prestada. El TAE es el indicador que te dirá de forma más exacta el coste de un préstamo personal. Entre el Tipo de Interés Nominal y la Tasa Anual Equivalente tendrás las informaciones más determinantes para tomar una decisión acertada.

Si actualmente necesitas liquidez y estás pensando en pedir un préstamo, en Adelantos tenemos a tu disposición distintas variantes de préstamos que, seguro, se adaptan a tu caso.

¡Echa un vistazo a nuestros préstamos!

Este es un sitio seguro
Calle Doctor Esquerdo 105, Madrid, España

ADELANTOS.COM.ES ofrece préstamos personales flexibles a devolver en 120 días con una TAE del 3533% (correspondiente a un interés nominal del 419%). Por ejemplo, para un préstamo de 300€ a pagar en 120 días deberás devolver un total de 600€ en cuatro pagos de 150€, correspondiente a un TAE del 3533%.