¿Cómo conseguir dinero para pagar deudas?


Incurrir en deudas es mucho más fácil de lo que nos pensamos. En la actualidad existen tantas formas distintas de financiación que a veces podemos encontrarnos en una situación de deuda casi sin darnos cuenta. Es el caso, por ejemplo, de las tarjetas de crédito o de las compras financiadas a plazos. Es tan conveniente y cómodo acceder a este tipo de créditos que en la práctica resulta muy común acumular pagos y con el tiempo encontrarse en situación de morosidad.

Desde Adelantos no recomendamos este tipo de comportamiento financiero, ya que se trata de un círculo vicioso. Si estos hábitos se prolongan con el tiempo, todo apunta a que acabaremos más endeudados que antes. Por lo tanto, lo mejor que podemos hacer para evitar este tipo de deudas es encontrar formas de cambiar nuestros hábitos financieros.

No obstante, estamos aquí para ayudar, así que hoy te traemos una serie de consejos sobre cómo conseguir dinero para pagar tus deudas. Si te encuentras en una situación como esta, no hay por qué agobiarse. Existen muchas formas de conseguir dinero para pagar nuestras deudas, y te lo contamos a continuación.

Consejos financieros para saldar deudas

Ganar dinero extra

Evidentemente, una de las mejores cosas que podemos hacer para pagar cualquier tipo de deuda consiste en encontrar nuevas fuentes de ingresos. Es más, el mejor consejo que podemos dar es que este dinero extra se destine exclusivamente al pago de las deudas.

Hay muchas formas de multiplicar nuestros ingresos, pero es importante tener en cuenta que todas nos costarán tiempo y esfuerzo. Por ejemplo, podemos buscar un segundo empleo a tiempo parcial que sea compatible y compaginable con nuestras actividades habituales, como trabajar durante los fines de semana, por las tardes o por las noches. Muchos negocios ofrecen horarios flexibles en este sentido, como el trabajo de camarero, vendedor en una tienda, promotor o recaudador de ONG, entre muchas opciones.

Asimismo, otra forma práctica de ganar dinero extra es participar en la “gig economy”. Es decir, trabajos o actividades que podemos realizar de forma muy puntual, como trabajos de canguro o de cuidado de niños, las clases de refuerzo, la creación de contenido en línea, los trabajos puntuales de fotografía, entre muchas otras actividades. En general, se trata de pequeños encargos que podemos realizar bajo demanda, con el objetivo de ganar un dinero extra que nos permita pagar nuestras deudas.

Cortar las tarjetas de crédito

Sí…¡has leído bien! Si te encuentras en una situación de morosidad y saldar tus deudas parece una tarea imposible, una de las primeras cosas que puedes hacer es darte de baja de tus tarjetas de crédito. O simplemente no utilizarlas. Lo que pasa es que, si seguimos financiando nuestra vida por medio de tarjetas de crédito, estaremos agudizando nuestra mala salud financiera. ¡Es como intentar apagar un fuego con gasolina! Por supuesto, es más fácil decirlo que hacerlo, pero recomendamos hacer todo lo posible por ganar dinero extra por otro lado y no usar tarjetas de crédito.

Obtener un préstamo personal

Como última opción para saldar tus deudas, recomendamos acudir a un préstamo personal urgente. Hoy en día es muy fácil acceder a este tipo de préstamos personales, incluso en línea y sin tener que presentarse en una oficina de banco o de una empresa prestamista. Es simplemente cuestión de un par de clics y tendremos la liquidez que necesitamos.

¡Pero ojo! Te aconsejamos fervientemente que el dinero del préstamo personal se destine exclusivamente al pago de tus deudas. Además, debes ser consciente que, naturalmente, un préstamo online generará una nueva deuda. Es de vital importancia asumir la cuota de esta nueva deuda de manera responsable, ya que de lo contrario te encontrarás nuevamente en la misma situación, o peor aún: tus datos podrían acabar en ASNEF u otras listas de morosos, con todos los problemas financieros que esto conlleva.

Este es un sitio seguro
Calle Doctor Esquerdo 105, Madrid, España

ADELANTOS.COM.ES ofrece préstamos personales flexibles a devolver en 120 días con una TAE del 3533% (correspondiente a un interés nominal del 419%). Por ejemplo, para un préstamo de 300€ a pagar en 120 días deberás devolver un total de 600€ en cuatro pagos de 150€, correspondiente a un TAE del 3533%.