Cómo tributa un préstamo personal en el IRPF

Los préstamos personales son el producto crediticio más común en España. Muchas familias españolas acuden a ellos para sufragar gastos corrientes o inesperados. Desde la adquisición de electrodomésticos hasta compras importantes como puede ser la de un vehículo, o incluso irse de vacaciones, los préstamos personales nos pueden ser de gran ayuda cuando nos encontramos faltos de liquidez.

A pesar de que los préstamos personales sean el producto financiero más solicitado del país, algunas dudas con respecto a ellos están muy extendidas. Y entre estas dudas, predomina una sobre todas las demás: ¿Cómo tributa un préstamo personal en la declaración de la renta? ¿Se puede desgravar un préstamo personal en el IRPF?

A continuación, te contamos algunas nociones básicas de derecho tributario que te ayudarán a entender cómo tributa un préstamo personal en el IRPF.

¿Qué es un préstamo personal?

En primer lugar, cabe recordar que es un préstamo personal, y cómo se distingue de otro tipo de créditos. Un préstamo personal es un producto financiero con el cual una entidad pone a nuestra disposición una determinada cantidad de dinero por medio de un contrato. Este contrato conlleva una serie de condiciones, entre las cuales la más importante es, sin duda, el periodo de amortización o de devolución del préstamo. En esta línea, el solicitante adquiere la obligación de devolver el dinero en un determinado plazo, además del abono de comisiones e intereses en varios pagos.

La principal diferencia entre un préstamo personal y otros tipos de crédito es que no deben destinarse a un propósito concreto. Es decir que, a diferencia de las hipotecas o las financiaciones de estudios, podremos solicitar un préstamo personal para cubrir cualquier necesidad o deseo. Asimismo, si comparamos con otro tipo de préstamos, como los préstamos hipotecarios o de estudios, los préstamos personales suelen ser de cuantías más bien pequeñas.

Es importante definir y delinear los distintos tipos de préstamos ya que no todos pueden ser deducidos en la declaración sobre el IRPF.

¿Debo declarar un préstamo personal en la declaración de la
renta?


De cara a la Agencia Tributaria, un préstamo personal no representa un incremento de nuestro capital. Se trata de ingresos que no son computables a efectos de renta ya que no suponen un aumento de riqueza. Por lo tanto, no estaremos obligados a declararlos en el IRPF.

¿Puedo desgravar un préstamo personal en la declaración de la
renta?

Es indispensable tener en cuenta que los préstamos personales no comportan beneficios fiscales. Esto significa que, en la mayoría de los casos, desgravar los gastos de un préstamo personal no es posible. Hablamos de la mayoría de los casos, ya que hay algunas excepciones. La única forma en la que un préstamo personal puede ser desgravado es si el dinero concedido se haya destinado a la inversión en vivienda habitual o a mejoras en el rendimiento del capital inmobiliario.

La mayor parte de préstamos personales consisten en pequeñas cantidades de dinero con las cuales buscamos cubrir gastos puntuales. Por lo tanto, a diferencia de los préstamos hipotecarios, no los podemos destinar a la compra de nuestra vivienda habitual.

Sin embargo, sí que podríamos desgravar los gastos de un préstamo personal si el rendimiento fuera de capital inmobiliario. Es decir, que si el préstamo ha sido destinado a mejoras en nuestra vivienda habitual, tendríamos la posibilidad de deducir los gastos de los intereses del préstamo. Por ejemplo, si mediante un préstamo personal financiamos la reforma de nuestra cocina o el baño.

En cualquier caso, recomendamos revisar la normativa vigente a la hora de cumplimentar la declaración de la renta para evitar sorpresas desagradables.

Este es un sitio seguro
Calle Doctor Esquerdo 105, Madrid, España

ADELANTOS.COM.ES ofrece préstamos personales flexibles a devolver en 120 días con una TAE del 3533% (correspondiente a un interés nominal del 419%). Por ejemplo, para un préstamo de 300€ a pagar en 120 días deberás devolver un total de 600€ en cuatro pagos de 150€, correspondiente a un TAE del 3533%.