Préstamos para gastos inesperados


Todos nos hemos encontrado en alguna situación en la que debemos hacer frente a un gasto inesperado que nos rompe los esquemas. Y es que gestionar nuestras finanzas no es tarea fácil. De hecho, es conveniente tener siempre un plan de contingencia para afrontar gastos inesperados, ya que estos pueden surgir en cualquier momento. Sin embargo, si te encuentras en esta situación y no sabes qué hacer, ¡qué no cunda el pánico! Hoy te explicamos cómo aprovechar los préstamos personales para solventar gastos inesperados.

Hacer frente a gastos inesperados por medio de un préstamo

Sin duda, los préstamos personales pueden ser grandes aliados a la hora de solventar gastos inesperados. Por ejemplo, se ha roto la lavadora, nuestro hijo o hija necesita gafas nuevas, el coche se ha averiado, entre tantos otros ejemplos de gastos de naturaleza cotidiana que surgen repentinamente. En todos estos casos puede ser muy conveniente acceder a un préstamo personal para sufragar estas necesidades. Tal y como hemos visto en otros artículos, existen distintas opciones crediticias en el mercado financiero en lo que se refiere a préstamos personales.

¿Qué tipo de préstamo es el más adecuado cuando nos encontramos en esta situación?

Siempre vale la pena consultar con nuestro banco qué opciones tenemos. Hoy en día, la mayoría de los bancos se ha modernizado y adaptado a las realidades del mercado, y muchos ofrecen préstamos en línea casi inmediatos, siempre y cuando tengamos una nómina profesional domiciliada con su entidad. Si nos la podemos permitir, esta puede ser una buena salida para hacer frente a gastos inesperados. Naturalmente, aconsejamos leer y examinar detenidamente las condiciones de este tipo de préstamos para evitar sorpresas desagradables.

Los préstamos online

Por suerte o por desgracia, algunos bancos pondrán obstáculos a la solicitud de un préstamo, en función de distintos factores. Por ejemplo, si nuestros datos figuran en una lista de morosos, los bancos y entidades crediticias bloquearán nuestra solicitud, aunque ya hayamos solventado esa deuda. Asimismo, los préstamos bancarios no son inmediatos. Para acceder a ellos hay que presentar mucha documentación, además de garantizar sobradamente que podremos cumplir con los plazos de devolución del préstamo y sus intereses.

Por lo tanto, si nos encontramos en una situación financiera complicada, difícilmente podremos acceder a este tipo de préstamo personal. Por suerte, podemos recurrir a otras empresas crediticias que otorgan préstamos en línea a quienes lo necesiten, independientemente de su situación financiera. Con tan solo presentar algunos datos y hacer un par clics, podremos adherirnos a un préstamo personal de forma sencilla y rápida. La mayor parte de los préstamos online permiten cuantías desde los 50 € hasta los 2.000 €, aunque en algunos casos el techo de préstamo puede ser más alto.

Generalmente, estas prestaciones tienen un plazo de pago más corto que los préstamos convencionales, y también suelen ser de cuantías más pequeñas. A pesar de esto, se trata de una opción crediticia extremadamente útil y práctica que nos puede sacar de más de un apuro, especialmente si debemos hacer frente a gastos inesperados. La mayor ventaja de estos préstamos personales es que podemos acceder a ellos de forma rápida y sin tener que presentar demasiada documentación. Además, algunas entidades crediticias nos permitirán solicitar un crédito por Internet aunque figuremos en un fichero de morosos.

Este es un sitio seguro
Calle Doctor Esquerdo 105, Madrid, España

ADELANTOS.COM.ES ofrece préstamos personales flexibles a devolver en 120 días con una TAE del 3533% (correspondiente a un interés nominal del 419%). Por ejemplo, para un préstamo de 300€ a pagar en 120 días deberás devolver un total de 600€ en cuatro pagos de 150€, correspondiente a un TAE del 3533%.