Préstamos rápidos: ¿Cómo obtenerlos?

Qué ventajoso sería que existiera la forma de acceder a un adelanto de dinero rápidamente para hacer frente a emergencias inesperadas o incluso antojos repentinos. Afortunadamente, los productos financieros de crédito no son una idea romántica sino una realidad. Hoy en día, los bancos y empresas crediticias ofrecen préstamos rápidos que se pueden obtener de forma sencilla por internet. Se trata de una solución financiera a corto plazo que se puede solicitar y aprobar en un corto espacio de tiempo, idónea para cubrir gastos inesperados y urgentes o realizar compras importantes. En casos de extrema necesidad, los préstamos en línea pueden sacarnos de grandes apuros o incluso salvarnos la vida.

A continuación, te desglosamos cómo funcionan los préstamos rápidos y cómo obtenerlos. En líneas generales, tan solo necesitarás 5 minutos para solicitar un préstamo en línea y obtener una respuesta inmediata. ¡Así de simple!

Una solución financiera instantánea

En general, se suele reconocer que los créditos personales rápidos son una solución ideal cuando nos encontramos en la necesidad de disponer de liquidez rápidamente. Especialmente en esos casos en los que nos encontramos bajo la presión de una situación financiera difícil e inesperada.

Existen muchas opciones crediticias y de financiación para salir de este tipo de situaciones. Sin embargo, no todas son recomendables. Por ejemplo, solicitar un adelanto de nuestra tarjeta de crédito puede ser una forma de acceder a liquidez rápidamente. Sin embargo, se trata de una opción que conlleva un alto coste de intereses y no es la estrategia más aconsejable. Asimismo, podemos solicitar un préstamo personal a nuestro banco, pero se trata de un proceso mucho más complicado, que puede alargarse varios días. Además, no siempre tendremos la seguridad de que el banco nos conceda el préstamo.

En cambio, los préstamos en línea pueden ser una gran solución a corto plazo para nuestros problemas. Gracias a las nuevas tecnologías, tenemos la posibilidad de solicitar un préstamo personal en línea con casi la misma facilidad con la que pedimos una pizza a domicilio. Hoy en día, las empresas crediticias ofrecen mucha facilidad a la hora de contratar un préstamo personal. Al contrario que con un préstamo bancario al uso, mediante el cual el banco nos exigiría cumplimentar y presentar mucho papeleo y documentación, obtener un préstamo en línea es mucho más sencillo y rápido. Y lo más importante es que es completamente seguro.

Para obtener un préstamo rápidamente por internet, la mayor parte de entidades crediticias tan solo nos pedirán algunas informaciones básicas como nuestro nombre completo, DNI, correo electrónico y número de teléfono. No hace falta presentar ningún tipo de información comprometedora o delicada para acceder a un préstamo personal por Internet. Además, podremos acogernos a este tipo de préstamos incluso si nuestros datos figuran en una lista de morosos, una posibilidad que los bancos convencionales no ofrecen.

Ventajas de los préstamos rápidos

Tal y como hemos visto, la gran ventaja de los préstamos en línea es su rapidez y sencillez. Para adherirse a ellos no hace falta presentar mucha documentación, y se pueden obtener el mismo día que los solicitamos. Esta prontitud hace de estos productos financieros un recurso idóneo para hacer frente a gastos y situaciones inesperadas, o realizar una compra de envergadura.

Además, cabe destacar otra gran virtud de los préstamos rápidos en línea, y es que no requieren garantías. Es decir que no hace falta otorgar un aval o una fianza que asegure su devolución, por ejemplo una prenda sobre vehículo, una firma de pagaré o incluso una hipoteca sobre inmueble, o poner en riesgo nuestros activos.
De esta forma, los préstamos rápidos en línea son una opción muy atractiva para aquellas personas que no son propietarias de un automóvil, un piso, acciones, etc.

Sin embargo, ten en cuenta que, al igual que todos los productos financieros crediticios, los préstamos rápidos en línea también conllevan algunas condiciones. La principal diferencia con los préstamos bancarios convencionales es que la duración del mismo será mucho más corta en comparación con un préstamo hipotecario o una fianza. Asimismo, el techo de préstamo suele ser más bajo, y el tipo de interés será un poco más alto. Es conveniente tener en cuenta todos estos factores a la hora de decidir qué tipo de préstamo es más indicado en función de la
situación en la que nos encontremos.

Este es un sitio seguro
Calle Doctor Esquerdo 105, Madrid, España

ADELANTOS.COM.ES ofrece préstamos personales flexibles a devolver en 120 días con una TAE del 3533% (correspondiente a un interés nominal del 419%). Por ejemplo, para un préstamo de 300€ a pagar en 120 días deberás devolver un total de 600€ en cuatro pagos de 150€, correspondiente a un TAE del 3533%.