¿Qué pasa si no pago el gas?

A todos nos ha entrado alguna vez la duda de qué pasaría si no pagáramos un suministro básico como lo es el gas. Y es que es algo mucho más frecuente de lo que uno podría pensar.

Muchas personas no pagan sus suministros y arrastran facturas pendientes o pasadas, por distintos motivos.

Esto ocurre o bien porque la persona no dispone de dinero o porque simplemente, no quiere pagar las facturas. Sin embargo, es importante conocer la normativa, ya que estos impagos pueden desembocar en consecuencias graves para el usuario. Te explicamos a continuación qué pasa si no pago el gas y los efectos negativos que puede generarte.

Consecuencias del impago de la factura del gas

Existen diversos mecanismos a mano de las empresas de suministros para asegurar que las facturas de sus servicios sean pagadas. La medida más importante, y también la más frecuente, es el corte de suministros. Es decir, que si dejas de pagar una factura del gas, la empresa suministradora interrumpirá el abastecimiento de gas a tu casa.

Y esto no es cualquier tontería: un corte del gas significa que no tendrás agua caliente en casa o que no podrás usar tu cocina de gas, entre otras consecuencias indeseables. No hace falta recalcar que se trata de una de las situaciones más críticas a las que se puede enfrentar un hogar.

Asimismo, no es solo en el hogar donde sentiremos los efectos de un impacto de suministros como en caso del gas. Si la deuda se prolonga, al cuarto mes la empresa suministradora podrá incluir tus datos en una lista de morosos. Si esto ocurre, te encontrarás con la dificultad de conseguir financiación ante diferentes empresas crediticias que rehusarán concederte un préstamo. Asimismo, no podrás contar con otros servicios como alquilar un coche o contratar un nuevo seguro. Desde luego, se trata de una situación en la que nadie quiere estar.

Soluciones si te encuentras en situación de impago del gas

Sin embargo, si te encuentras en una situación de impago de la factura del gas, y no puedes saldar la factura inmediatamente, ¡que no cunda el pánico! El corte de suministro no se realiza inmediatamente. Ante un impago, lo primero que hará la empresa suministradora será volver a enviarte la factura en un plazo de tiempo más corto, y te informará de las consecuencias del impago.

Si el impago se extiende, la empresa enviará un requerimiento de pago al domicilio mediante un certificado postal para que quede registrada la recogida de la notificación. En este documento se especificará la fecha de suspensión del suministro si el usuario no salda la deuda. No obstante, el usuario tendrá algo de margen, ya que el corte de suministro sólo puede producirse al menos dos meses desde la emisión del requerimiento.

Además, existen mecanismos a disposición del usuario en situación de impago del gas. Los convenios firmados por las compañías suministradoras de gas tienen como objetivo evitar el corte. Asimismo, el suministro se restablecerá en caso de aquellos hogares identificados como vulnerables por los servicios sociales. De esta forma, los servicios sociales podrán intervenir y aplicar mecanismos de ayuda para solventar el impago. Otra alternativa común al corte del gas consiste en la redistribución de la deuda con la empresa suministradora de gas.

Este es un sitio seguro
Calle Doctor Esquerdo 105, Madrid, España

ADELANTOS.COM.ES ofrece préstamos personales flexibles a devolver en 120 días con una TAE del 3533% (correspondiente a un interés nominal del 419%). Por ejemplo, para un préstamo de 300€ a pagar en 120 días deberás devolver un total de 600€ en cuatro pagos de 150€, correspondiente a un TAE del 3533%.